¿Puede la Tradición Prevalecer en una Ciudad en la Colina?

Multiplicando Discípulos Entre Los Olvidados, Los Últimos y Los Perdidos

muslim immigrant

¿Puede la Tradición Prevalecer en una Ciudad en la Colina?

La cultura islámica histórica prospera en algunas ciudades contemporáneas de los Estados Unidos. En otras, lucha por sobrevivir. La diversidad étnica de una ciudad en particular es conocida en todo el mundo. Este entorno urbano es el hogar de una creciente comunidad de inmigrantes musulmanes de un grupo tribal distintivo. También es el hogar de JuCUMeros.

Mil Musulmanes en Seis Manzanas

Entrevisté a Carol para saber más sobre cómo era esto. Su historia destaca la propagación del amor y las buenas noticias a una comunidad islámica. El Evangelio no puede ser escondido. Debe brillar como una ciudad en una colina.

Sentí la pasión de su corazón cuando compartió la historia de su participación con estos musulmanes en su ciudad. Ella describe su vecindario como “un vecindario muy pequeño pero denso en el centro de la ciudad”. Carol comento: “en un area de 6 por 6 manzanas”, viven mil personas de este grupo étnico. También hay muchos otros grupos musulmanes en áreas cercanas. Existen 3 mezquitas en el barrio.

Clamando por una Puerta Abierta

Carol vio la gran cantidad de personas no alcanzadas en esta comunidad islámica cerrada. Clamó al Señor para que le abriera una puerta. Ella quería compartir el amor de Dios con ellos. Mientras oraba, sintió que Dios le dijo: “involúcrate con los niños”.

Su primer paso fue proporcionar tutoría para niños inmigrantes musulmanes. Ya había un programa extracurricular en el vecindario que estaba dirigido por el Ejército de Salvación. Mientras se acercaba a ellos, ¡el favor de Dios era obvio! La mujer que organizaba el programa era creyente. Después de compartir su visión de este grupo de personas en particular con el organizador, Carol se conectó de una forma personal con los niños.

En el pequeño vecindario del centro donde vivía Carol tenía una población visible de personas sin hogar. Había muchos drogadictos, vagabundos, personas heridas y quebrantadas. Ella lo describió como “un barrio muy difícil para vivir”. Eso fue cierto para los JUCUMEROS y también para sus nuevos vecinos inmigrantes.

Su corazón se conmovió por los niños inmigrantes musulmanes que intentaban adaptarse a un estilo de vida estadounidense. Ella vio cómo la cultura familiar tradicional de este grupo de personas estaba perdiendo su estructura. Su situación era difícil y Carol sintió una gran empatía por su difícil situación.

Un Compromiso de Servicio

Carol estaba comprometida en construir amistades genuinas.

Monia vino de un país en el que Carol había vivido anteriormente. No hablaba inglés. A Carol casi le tomo un año de ayuda constante, pero finalmente Monia logro comunicarse en una forma fluida. Fue una gran bendición cuando se abrió la puerta para que Carol fuera más allá de solo verla en el aula. Se convirtieron en verdaderas amigas. Carol fue invitada a su casa. Su habilidad en inglés creció día a día. ¡Ahora Monia va a la universidad! Carol no podría estar más orgullosa de ella.

Día de Diversión Infantil

Un día de diversión para niños abrió el camino a la casa de una familia musulmana. Cuando Carol entró en su casa y sus vidas, desarrolló una amistad amorosa con ellos.

Dios también usó a esta familia para abrir puertas para relaciones más profundas con muchas otras mujeres. Ella comenzó a ser invitada a picnics y fue aceptada en su comunidad. Se desarrollo la confianza.

Muchas mujeres musulmanas conservadoras no confían fácilmente entre ellas. Hay presiones culturales y mucha sospecha. Sin embargo, con la ayuda de Dios, Carol ha disfrutado de una amistad abierta y honesta con ellas.

Al principio, estas amistades comenzaron al enseñar inglés como segunda lengua (ESL por sus siglas en inglés). Las clases también trajeron mujeres de la comunidad árabe en general. Pero Carol quería centrarse en este grupo etnico tribal en particular.

El Aprendizaje de Idiomas Abre aún más las Relaciones

El Señor fue muy claro cuando habló con Carol. Él quería que ella aprendiera el idioma árabe. Ella ya había completado 3 niveles de árabe cuando la entrevisté. Carol todavía tiene mucho camino por recorrer antes de hablar con fluidez, pero está haciendo un progreso constante. El aprendizaje de idiomas ha abierto relaciones más profundas con sus amigos. Están ansiosos por enseñarle su idioma.

Las mujeres de esta comunidad están preocupadas porque sus hijos pierden los valores culturales musulmanes al enfrentar la vida en Estados Unidos. Carol escucha y comparte su visión de sus 25 años de vida en el sur de Asia. Esto ha creado una mayor confianza. Ellas ven que Carol comprende muchas cosas sobre su cultura y forma de vida.

Iniciando Grupos de Lectura en Casa

Carol y un equipo de tres JuCUMeros quieren comenzar pequeños grupos en el hogar con estas familias. Una dificultad es encontrar formas de involucrar a los hombres.

Los hombres inmigrantes están muy ocupados. Están bien calificados pero no pueden conseguir trabajo en los Estados Unidos. Para llegar a fin de mes, trabajan de dos a tres trabajos para los que están sobrecalificados. Esto causa estrés, mantiene a los hombres demasiado ocupados y crea muros de desconfianza. Las relaciones familiares sufren. Carol cree que involucrar a los hombres en los grupos de estudio es clave para llegar a ellos. Ella y el equipo están buscando mejores formas de conectarse con los padres y los hombres jóvenes.

El mayor deseo de Carol es que a través de sus esfuerzos, familias enteras llegaran a conocer a Jesús.

Mayor Necesidad

Mientras hablaba con Carol, le pregunté: “¿Cuál es la mayor necesidad?”

Ella respondió: “¡La mayor necesidad es la oración!”

Únete en Oración y Acción

¿Te tomarías unos minutos para orar por Carol y su equipo?

Las ciudades de todo el mundo están llenas de refugiados e inmigrantes. Muchos provienen de otras comunidades de fe. A menudo son de grupos étnicos no alcanzados. Se necesitan muchos más JuCUMeros como Carol. De hecho, la cosecha está madura … ¡y la cosecha ha llegado a nosotros!

¿Hay también personas de otras naciones en tu ciudad? ¿Luchan para adaptarse y ajustarse?

Comienza orando regularmente por ellos. Tal vez Dios te llame para involucrarte más, para compartir el amor de Dios con ellos como Carol lo ha hecho. A medida que construyes relaciones, aprendes su idioma y sirves, Dios trabajará. Su amor brillará a través de ti, como una ciudad en una colina

Ustedes son la luz del mundo, como una ciudad en lo alto de una colina que no puede esconderse.

Mateo 5:14

Contáctanos para obtener más información sobre cómo llegar a las comunidades de inmigrantes en tu ciudad y comenzar estudios de descubrimiento de la Biblia entre ellos.

No hay comentarios

Añade tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Send this to a friend