La Muerte Prematura de los Nelson: Perdimos Algunos de Nuestros Mejores

Multiplicando Discípulos Entre Los Olvidados, Los Últimos y Los Perdidos

felt like quitting

La Muerte Prematura de los Nelson: Perdimos Algunos de Nuestros Mejores

Mark Nelson fue mi amigo, estudiante y colaborador en alcanzar a los No Alcanzados. El 4 de julio de 2018 hizo un picnic con su esposa Lana y su hijo Josué de 4 años. Viajaron a una cascada remota en un país de Asia Central donde sirvieron.  

Fue allí donde las vidas terrenales de esta familia fueron robadas brutalmente. Su guía, un pastor local, le disparó a Mark y al pequeño Josué causando su muerte. Luego obligó a Lana a saltar desde un acantilado para que muriera al caer en las rocas de abajo. Los cuerpos no fueron recuperados por varios días. El juicio del perpetrador está en curso. 

Mark, Lana y Josué han corrido su carrera y están en perfecta alegría con nuestro Padre. Aquellos de nosotros que quedamos atrás guardamos el luto… pero con esperanza (I Tes. 4: 13).  

Un movilizador energético  

Conocí a Mark por primera vez en los últimos años de la década de 1990. Me invitó a enseñar en un curso de Perspectivas sobre el Movimiento Mundial Cristiano. Fue miembro del personal del Centro de los Estados Unidos para la Misión Mundial en Pasadena. Mark fue un joven movilizador enérgico para las misiones transculturales. Le mencioné que estábamos planeando una escuela de entrenamiento para misioneros. Sería en la ubicación de los Entrenadores de Plantación de Iglesias de JUCUM en el norte de California. 

Estábamos ofreciendo entrenamiento de nivel inicial en JUCUM, la Escuela de Discipulado y Entrenamiento Misionero (EDEM), junto con la importante adición de Misiones Fronterizas (MF). Lo llamamos el EDEM-MF. Los graduados estarían equipados con habilidades para hacer discípulos y formación simple, reproduciendo iglesias entre los No Alcanzados. No me sorprendió cuando llegó la aplicación de Mark.  

Un verdadero activo para la EDEM-MF, ayudó a organizar el Curso de Perspectivas que ofrecimos junto con el entrenamiento de JUCUM. Al tener un claro llamado a los pueblos de Asia Central, se mudó allí poco después de completar nuestro entrenamiento.  

Frustraciones y avances  

Continué entrenando a Mark en el campo. Experimentó desafíos en la consecución de sus objetivos claros. Trabajar con un equipo existente a veces era difícil. Estaban menos enfocados en la meta de Mark: el Movimiento de Plantación de Iglesias que anhelaba ver.  

Él vio avances reales entre los chicos de edad estudiantil con los que vivió y discipuló. Llegó a la primera RPI (Reunión de Plantadores de Iglesias) que hicimos en Malta en 2004 y nuevamente en la segunda en 2006.  

Su espíritu divertido y aventurero fue uno de los recuerdos más duraderos de muchos de los que asistieron. Su salto al mar desde un alto arco de piedra llamado Azure Window detuvo muchos corazones (temporalmente). 

Mark eventualmente dejó el equipo para volver a los Estados Unidos. Quería obtener capacitación adicional y reposicionarse para otra aproximación del cumplimiento su tarea. 

Una boda y su regreso a Asia  

Se involucró en la plantación de iglesias en el noroeste del Pacífico de América. En poco tiempo conoció y finalmente se casó con una encantadora joven llamada Lana. Con su llamado común a las misiones, se dirigieron a JUCUM-Mendocino para que Lana recibiera su entrenamiento. Estaban listos para mudarse al campo misionero en Asia Central, esta vez a un país diferente con una gran población del mismo grupo musulmán con el que Mark ya había trabajado. Él y Lana adquirirían la ciudadanía en su tierra adoptada. 

En una pequeña ciudad con una población de solo 20,000 habitantes, la familia Nelson llegó a ser considerada por los residentes como una de los suyos. Construyeron una casa y planeaban crear un parque público para los niños de la ciudad.  

Mark dirigió un proyecto de desarrollo comunitario, cuyo objetivo era revivir la antigua cultura de tejer alfombras de su gente. También proporcionó ingresos y oportunidades para las mujeres de las zonas rurales.  

Mark y Lana discipularon y capacitaron a hombres de Asia Central y sus familias como plantadores de iglesias. Él se estaba preparando para traer a un grupo de estos obreros a la RPI de 2018 (él y Lana estaban en el equipo de planificación). Estos planes fueron cortados por sus trágicas muertes.  

Decidido a seguir adelante  

Milagrosamente, diez de sus discípulos llegaron a la RPI de todos modos, temblorosos y enlutados pero decididos a cumplir lo que Mark les había pedido que hicieran. La traducción fue proporcionada por un líder de MF que sirvió anteriormente en el país donde habían trabajado. Dios es asombroso. ¡Así fueron ellos!  

Lana y Mark habían modelado esta determinación para ellos. La pareja experimentó el costo de procurar esos movimientos entre los No alcanzados. Su primera hija, Lidia, murió en Asia Central al nacer. La enterraron en su ciudad adoptiva, regando el suelo con sus lágrimas, a miles de kilómetros de sus familias entristecidas.  

Lana sufrió numerosos abortos involuntarios. Pero se llenaron de alegría con el nacimiento de su hijo Josué, hace cuatro años. Tuvimos el privilegio de cuidar a Josué cuando asistió a la GAP/RPI 2016 en Malta con sus padres. 

A pesar de que nunca iba a tener los hermanos que todos deseaban, Josué era amado por sus padres, los aldeanos y la familia lejana. Louise y yo pudimos jugar a los abuelos en una visita que los Nelson hicieron a nuestra casa en febrero de 2018. 

Fue una parada en un viaje de tres meses a los Estados Unidos para visitar a familiares y amigos. Lana y Mark comercializaron alfombras y trataron de maximizar las posibilidades de un embarazo saludable. En este último objetivo, fueron decepcionados por otro aborto involuntario. 

Aun así, perseveraron a través de las dificultades.  

Nunca sentí tantas ganas de renunciar  

Cuando las noticias de los asesinatos de los Nelson llegaron a Louise y a mí en una remota reserva de lémures en África, quedamos devastados. Lloramos y sollozamos más allá de cualquiera que realmente pudiera llorar con nosotros. Nunca he sentido tantas ganas de renunciar.  

No pasó mucho tiempo antes de que supiera que no podía. Me imaginé un día cuando me reuniría con Mark y Lana otra vez. Tendría que explicar cómo sus asesinatos me hicieron abandonar mi llamado del Reino. La imagen de esa conversación cambió mi corazón. Me dio la valentía para continuar. 

Nunca consideraron renunciar. Yo tampoco lo haría.  

Mark y Lana representan lo mejor en Misiones Fronterizas de JUCUM. Se comprometieron con su meta dada por Dios. Estaban decididos a ver a los discípulos e iglesias multiplicarse entre un grupo específico de Pueblos No Alcanzados.  

Buscando constantemente conectarse con otros, usaron “ambas manos del evangelio”, para ayudar a satisfacer las necesidades físicas y espirituales. Mejoraron sus habilidades de ministerio y trajeron bendiciones a los confines de la tierra. 

Clamando para que otros vayan  

Debemos clamar por diez o veinte con el mismo compromiso de levantarse y tomar sus lugares. 

Oren también por sus discípulos de Asia Central. Ore por los residentes de su ciudad, tejedores y otros afectados por esta gran pérdida. También, oren por las familias de Mark, Lana y Josué. Ha habido servicios conmemorativos en su ciudad de Asia Central llenos de sus enlutados amigos y vecinos. Por supuesto, en los Estados Unidos también ha habido servicios: llorando juntos; celebrando sus vidas piadosas y fructíferas; inspirados a seguir sus ejemplos; recordando que eventualmente los veremos de nuevo. Además, está en marcha un proyecto para construir el parque infantil en esa ciudad de Asia Central, en la memoria de los Nelson. 

Las necesidades de los No alcanzados en Asia Central halan a nuestros corazones. ¿Quién irá a ocupar el lugar de los Nelson? Escríbenos si desea ser entrenado para servir entre los musulmanes de Asia Central. Aunque los desafíos son reales, la cosecha está madura y los trabajadores son pocos. ¿Irás tú?  

* Los nombres han sido cambiados. 

No hay comentarios

Añade tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Send this to a friend