¿Hay Alguna Esperanza para una Madre que Sufre y su Bebe que esta Muriendo?

Multiplying Disciples Among the Least, Last, and Lost

dying baby

¿Hay Alguna Esperanza para una Madre que Sufre y su Bebe que esta Muriendo?

Esta historia esta llena de esperanza.

Si amamos a Jesús, obedeceremos sus mandamientos. Al menos eso es lo que Jesús dijo, eso es lo que él espera. Haciéndolo muy simple de entender, lo resumió en un solo mandato. Amar a Dios con todo lo que somos y amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos. ¿Qué sucede cuando sus discípulos toman literalmente el Gran Mandamiento? Lo vi en Bengala Occidental, India.

Iglesia en la casa

Nos sentamos en círculo en el piso de tierra en una pequeña casa. Tuve el honor de escuchar historias inspiradoras. Fueron contadas por seguidores de Jesús de trasfondo hindú. Compartieron lo que cada uno había estado haciendo para difundir las Buenas Nuevas con sus familiares y vecinos.

Después de orar, escuchamos una historia de los evangelios. Una discusión siguió. ¿Qué podríamos aprender de ello? ¿Qué debemos hacer al respecto? Pronto otro creyente en el círculo nos guió en algunas canciones de alabanza bengalíes. Disfruté especialmente del auténtico estilo musical indio.

A continuación, alguien más tomó un pan plano sin levadura llamado “chapati”. Empezó a partirlo en pedazos. En bengalí escuchamos: “Este es mi cuerpo que por ustedes es entregado, hagan esto en memoria de mí”. Cada uno recibió un pedazo mientras continuábamos celebrando el resto de la Cena del Señor.

La reunión terminó en oración. Con la ayuda de mi amigo de JUCUM que me trajo como visitante, agradecí a los anfitriones y me despedí.

Más Evidencia de una Amorosa Obediencia

Cuando esta encantadora visita llegó a su fin, mi amigo y yo nos fuimos. Escuché más sobre lo que Dios estaba haciendo a través del trabajo de este equipo de Hacedores de Discípulos de JUCUM-MF. Pronto vi más pruebas. Estos discípulos respondían fielmente al mandato de Jesús: “Ama a tu prójimo como a ti mismo”.

El equipo había ayudado recientemente a sus discípulos a organizar y organizar un evento de capacitación. El tema fue Entrenamiento en Cuidados Simples de Salud. Uno de los problemas en los que se enfocaron fue cómo ayudar a un bebé que tiene diarrea. La diarrea es la principal causa de muerte infantil. Alrededor de 1.2 millones de niños mueren cada año. Las madres aprendieron cómo hacer una Solución de Rehidratación Oral (SRO).

La SRO requiere agua limpia, azúcar y sal. Es fácil de hacer y los ingredientes están fácilmente disponibles y son económicos.

Una Madre Desesperada, un Bebé Moribundo

Un día después del entrenamiento, alguien llamó a la puerta de la casa de uno de los alumnos. La abrió para encontrar a su vecina musulmana sosteniendo a su bebé enfermo y apático en sus brazos. La madre necesitaba desesperadamente ayuda. Se hizo evidente que el bebé sufría de diarrea que le provocaba deshidratación.

Ella sabía lo que debía hacer para ayudar a su vecina. En un instante, el agua limpia junto con las mediciones correctas de azúcar y sal se mezclaban en una taza. Una madre le mostró a la otra cómo hacer SRO.

Poco a poco le dieron la bebida de SRO al bebé que sufría. Las dos madres se sentaron juntas y conversaron. Pronto el vecino escuchó que esta habilidad para salvar vidas se enseñó durante un evento de capacitación. La gente local, que sigue a Jesús, fue la anfitriona. Cuando abandonó la casa de su vecina, tenía la esperanza de que su hijo se recuperara.

Otro Golpe en la Puerta

Unos días más tarde, otro golpe se escuchó a la puerta del creyente. Era una madre feliz con su hijo sano. Ella derramó su corazón: “Gracias por ayudar a salvar a mi bebé. Ahora sé cómo hacerlo yo misma. ¿Cuándo y dónde se reúne tu grupo? ¿Crees que podría venir? Ella era musulmana. Su vecino, un hindú, que ahora comenzó seguir a Jesús. El amor de Dios, -tan prácticamente mostrado, superó cualquier barrera entre ellos -.

Comparte Buenas Noticias. Sé Buenas Noticias.

Los creyentes aprendieron una habilidad práctica para lidiar con un problema común. Un problema que enfrentan dentro de sus familias y dentro de sus vecindarios. Los nuevos creyentes también estaban equipados con otras habilidades vitales. Aprendieron a compartir sus testimonios. Se volvieron expertos en explicar el evangelio. Todos los días los creyentes practican compartir las Buenas Noticias y ser Buenas Noticias. Los Movimientos Transformacionales de Hacedores de Discípulos como este, están sucediendo en todo el mundo. ¿Quieres saber más sobre Movimientos Transformacionales de Hacedores de Discípulos? ¿Cómo puedes involucrarte? ¡Únete a un Entrenamiento en línea GRATIS! Haz clic aquí para registrarte o para obtener más información.

No Comments

Add your comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Send this to a friend