En la Feria: Discipuladores de Discípulos

Multiplicando Discípulos Entre Los Olvidados, Los Últimos y Los Perdidos

discipling disciple-makers

En la Feria: Discipuladores de Discípulos

“Me conmoví de la emoción al escuchar el relato de David sobre su experiencia en una Feria de la Nueva Era en un país musulmán”, escribió un entrenador de plantación de iglesias de JuCUM Misiones Fronterizas. Sabía por experiencia el poder de lo que acababa de suceder. Los nuevos creyentes estaban saliendo y compartiendo su fe de maneras únicas. Estaban usando métodos que funcionaban bien en su propio contexto. El entrenador estaba emocionado de escuchar más de la historia. ¡Esto podría conducir a un Movimiento de Hacedores de Discípulos (DMM)!

Los Nuevos Creyentes Ejercitando su Fe

¡Mientras continuaba, la historia de David cobró impulso! Describió cómo los muchachos a los que había discipulado le dijeron que habían podido orar por unas cien personas en la feria. David dijo: “Dios los tocó”. Su sabiduría como hacedor de discípulos era clara. Explicó que él, el líder y el entrenador, solo entró al recinto ferial durante unos minutos. La elección de David de permanecer en segundo plano fue sabia. Su ausencia permitió a los nuevos creyentes ejercer su fe con confianza.

La fe de los nuevos creyentes surgió de esta experiencia. Al compartir con la gente en la feria, descubrieron que Jesús podía trabajar a través de ellos. Esto estaba ocurriendo sin ellos estar dependiendo de David.

El poder divino de Dios fue derramado. Cuando la gente escuchó acerca de Jesús, el poder de Dios estaba en plena vigencia. Vieron la demostración de su poder entre su pueblo. Fue una experiencia hecha de una manera que podían entender.

Transformado, Pero No Satisfecho

David contó que dos semanas después planearon otro evento. Animó a los nuevos creyentes a continuar con una fe confiada. Podrían realizar esta actividad ellos mismos, y él se quedaría en casa. ¡Lo hicieron! Su fe se estaba fortaleciendo y sus esperanzas eran altas. Cerca de diez personas se presentaron para la actividad de alcance. Esperaban más, pero con este grupo David estaba emocionado.

Cuando dieron su informe, la historia de los diez leprosos sanados por Jesús quedó firmemente impresa en su mente. Comparó al leproso que regresaba para agradecer a Jesús, con los diez que regresaron para el segundo evento.

Un Testimonio Audaz y la Confianza Crece

La decisión de David de entrenar a los creyentes locales en lugar de hacerlo todo él mismo fue la clave para ver un Movimiento de Hacedores de Discípulos multiplicandose en más discípulos. La transformación tuvo lugar. La vida de una pareja de trasfondo musulmán que él discipulaba cambio para siempre. Pero quizás lo más importante es que utilizo un modelo de liderazgo de servicio desde bambalinas. Este modelo los llevo a entrenar a otros de la misma manera. También ha llevado a su creciente pasión y hacer suya la visión.

“Ahora”, dijo David, “no pueden evitar contarles a todos acerca de Jesús donde quiera que van”. El esposo le dijo a David que ya no está satisfecho “malgastando su tiempo con pequeñas conversaciones”. Está entusiasmado con las buenas noticias y no puede evitar compartir.

Buscando Más: ¿Se Podría Hacer Historia?

Las buenas noticias de David continuaron mientras hablaba con el entrenador de plantación de iglesias. Ahora está alentando las reuniones en casa con personas que desean continuar aprendiendo. Él dijo: “Están buscando más”. David no está presionando nada. Él quiere que den pasos hacia lo que se sienten guiados a hacer.

David conoce el potencial de los pequeños comienzos. Él ve la atmósfera histórica donde trabaja. El entrenador escribe: “Pablo y Silas vieron que solo un puñado de personas creían en Filipos. Este fue el resultado de su trabajo pionero entre los filipenses. Sin embargo, la buena noticia es que la casa de Lydia y el carcelero produjo un gran movimiento “.

Entrenando y Liberando Nuevos Creyentes

¿Alguna vez has sido lento para creer en la capacidad de los nuevos discípulos? ¿Dudas en enviarlos solos? Vale la pena seguir el ejemplo de David. Mientras hacemos discípulos, cree en ellos. ¡Dios los eligió como te eligió a ti!

¿Hay alguien hoy a quien puedas expresar tu confianza? ¿ Hay alguien que necesita ser alentado a salir? ¿Creer que Dios puede usarlos para compartir las buenas nuevas con otros?

No hay comentarios

Añade tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Send this to a friend